Páginas

jueves, 13 de marzo de 2014

Kids door

La puerta de entrada a la habitación de los pequeños es una parte importante a la hora de decorar y que no siempre le otorgamos ese rango. Puede ayudar a definir el estilo de la habitación incluso antes de entrar, y a la vez dar a tu pequeño esa importancia que tanto les gusta poseer. No requiere de muchos esfuerzos, ya que solo con pintar de un color determinado o incorporarle un vinilo ya le da ese toque personalizado. 
Os mostramos algunos ejemplos que nos han gustado.

Este sencillo vinilo ya nos está advirtiendo que nos encontraremos con una habitación con toques románticos....
¡No puede gustarnos más!   


Con un poquito de washi tape puedes crear divertidos dibujos de quita y pon.




Si quieres ser más sutil y pintar toda la puerta no te convence, prueba con pintar el lateral de un color pastel, eso ya le aportará un toque distinto.


La puerta es un espacio genial para incorporar una pizarra y poder así liberar la creatividad de tu hijo.



¡Nos ha parecido muy original y divertido adaptar las puertas a la medida de los pequeños!




¡Feliz Jueves a todos!

fotos vía: pinterest , mommo-design , sulekha 


No hay comentarios:

Publicar un comentario